Ibiza fuera de temporada

Ibiza en invierno, razones para visitarla

Aunque fundamentalmente conocida como destino de sol y fiesta, Ibiza es mucho más que eso. Descubre muchos buenos motivos para visitar Ibiza en invierno.

El principal motivo para venir a Ibiza en invierno es poder disfrutar de su increíble belleza natural sin sufrir aglomeraciones. Ten en cuenta que la isla cuenta con un clima excelente de inviernos suaves y soleados y escasas lluvias. Por eso, muchos ibicencos y residentes se bañan en el mar durante todo el año. Quizás no te atrevas a tanto, pero si vienes a Ibiza en invierno podrás disfrutar de increíbles y soleados días de playa. Playas de agua cristalina como Salinas, Es Cavallet, Cala Bassa o Cala Comte, de las más famosas de la isla, muestran su belleza paradisíaca vacías de turistas. Lo más recomendable es alquilar un coche para poder desplazarte cómodamente por toda la isla. Tampoco puedes perderte las inolvidables puestas de sol desde lugares como Benirràs, Cala d’Hort o la Bahía de San Antonio.

La temporada baja también es un momento perfecto para conocer los distintos pueblos del interior, con su encanto rural. Y para descubrir alguna de las numerosas rutas de senderismo o ciclismo que existen en la isla. Los ayuntamientos y diversas agrupaciones deportivas organizan actividades en este sentido durante todo el año. También puedes aprovechar para avistar aves.

Visitar Dalt Vila y recorrer con tranquilidad sus pintorescas callejuelas es algo que no puedes perderte. El casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. Además, podrás disfrutar de una preciosa panorámica de la ciudad.

Ibiza en invierno, precios mucho más asequibles

Es cierto que muchos establecimientos están cerrados en Ibiza en invierno. Sin embargo, es también la época ideal para obtener precios muchísimo más bajos y un servicio excelente en los que permanecen abiertos. Es el momento perfecto para conocer platos contundentes de la gastronomía ibicenca como el sofrit payés, las carnes a la brasa o el arroz de matanzas. Muchos restaurantes a pie de playa ofrecen menús diarios muy económicos, y los hoteles y agroturismos cuentan con ofertas increíbles. ¡Date un capricho y mímate!

Leer más

¿Qué hago en Ibiza en invierno?

Siendo un destino mundialmente conocido por sus playas y fiestas, la mayoría elige visitar Ibiza durante los meses de verano, sin embargo, si decides acercarte a descubrirla en invierno podrás disfrutar con tranquilidad y sin agobios de sus increíbles bellezas naturales.

La isla disfruta de un suave clima mediterráneo con escasas precipitaciones, por lo que es costumbre entre los lugareños bañarse en el mar durante todo el año. Aunque no te animes a darte un chapuzón, pasear por una de sus maravillosas playas y contemplar sus aguas turquesas cuando se encuentran vacías de turistas es una experiencia única. Otras actividades como kayak, stand up paddle, buceo o windsurf se pueden practicar también sin problema durante todo el año, y de hecho las condiciones climatológicas son más favorables en los meses de invierno.

Hay diversos grupos y ayuntamientos que organizan rutas de senderismo por toda Ibiza durante el invierno, muchas gratuitas, aunque también puedes aventurarte por tu cuenta por senderos que te llevarán a descubrir torres de defensa, puentes romanos, canales de regadío, faros, campos de cultivo, humedales, paseos al borde del mar, bosques de pinos y aromáticas…Una de las excursiones más populares es al Pla de Forada en Santa Inés, donde los meses de enero y febrero con la floración de los almendros se puede disfrutar de una estampa verdaderamente hermosa.

Tampoco puedes dejar de acercarte a conocer pueblos llenos de encanto como San Juan, San Agustín o San Carlos. Durante el invierno siempre hay fiestas populares en algún rincón de la isla, con un montón de actividades que te acercarán a la cultura payesa. Para desplazarte con comodidad y poder descubrir más lugares increíbles, te recomendamos alquilar un coche, podrás moverte con mayor libertad por Ibiza y aprovechar al máximo tu estancia.

Uno de los puntos de encuentro del invierno en Ibiza son los mercadillos. Durante todo el año se organiza el famoso mercadillo hippy de Las Dalias en San Carlos los sábados, el mismo día que el popular rastrillo de Sant Jordi donde encontrarás todo tipo de gangas. Los domingos es el día de ir a ver las preciosas artesanías que se venden en el mercado de San Juan, donde cada semana hay música en vivo y buen ambiente.

Pasear por las callejuelas del casco histórico de Ibiza y aprovechar para acercarse a disfrutar de las obras que se exponen en el MACE (Museo de Arte Contemporáneo) o el Museo Arqueólogico en Dalt Vila es otra buena opción. Además, hay multitud de galerías y bares que organizan muestras durante todo el año, por ejemplo P|Art Ibiza, La Curva, Galería Marta Torres, B12 The Gallery, Es Polvorí, Can Jeroni, Sala Sa Nostra, Sa Punta des Molí, Faro de Ses Coves Blanques, Can Tixedó, Espacio Micus…

Y por supuesto, si visitas Ibiza en invierno te recomendamos aprovechar para disfrutar de su excelente gastronomía. Ten en cuenta que en temporada baja los precios son muchísimo más reducidos y muchos locales ofrecen menús muy económicos, algunos en ubicaciones increíbles, por ejemplo frente al mar. También se organizan diversos certámenes y jornadas gastronómicas con menús a precios especiales, ¡aprovecha para conocer la cocina ibicenca!

Leer más