Compras en Ibiza

Si estando de vacaciones te preguntas dónde ir de compras en Ibiza, nosotros vamos a orientarte acerca de las mejores zonas. Y es que pasar un día de “shopping” puede ser todo un entretenimiento y otra manera de conocer la isla.

Una de las zonas más agradables para ir de compras en Ibiza es el Puerto de Ibiza. Allí encontrarás un montón de tiendas de souvenirs, locales de marcas mundialmente famosas, tiendas de diseñadores de ropa Adlib, la conocida moda ibicenca, e incluso un mercadillo artesano con ropa, bisutería y recuerdos. Puedes aprovechar para subir a pasear a Dalt Vila, el casco antiguo, donde hay coquetas tiendas con ropa muy especial. O si buscas marcas más exclusivas o de lujo, también puedes acercarte a la zona de Marina Ibiza y Marina Botafoch.

En cambio, si buscas una zona comercial más estándar, con las grandes multinacionales de ropa, en Ibiza ciudad están en torno a la Avenida Bartomeu Roselló y el barrio de Figueretas. En San Antonio las encontrarás por el Paseo de Ses Fonts.

Otra zona muy agradable para hacer compras es el céntrico pueblo de Santa Gertrudis. Si vienes en coche desde Ibiza puedes parar antes en Sluiz, una enorme y original tienda de objetos de decoración, muebles y ropa. Ya en el pueblo, pasea por su pequeño centro peatonalizado. Allí encontrarás ropa, artesanías y accesorios de estilo ibicenco en tiendas realmente bonitas.

Visita obligada de compras en Ibiza

Si hay una visita obligada en la isla son sus animados y coloridos mercadillos. Allí encontrarás artesanías, joyas, preciosas prendas de ropa, los más curiosos objetos e incluso piezas de arte. Probablemente, el de Las Dalias, en San Carlos, es el mercadillo hippy más famoso. Puedes acercarte cada sábado durante todo el año. De junio a septiembre abren también los lunes y martes por la noche su Night Market, con música en vivo. Otro mercadillo que deberías visitar es el de Es Canar en Punta Arabí, cada miércoles del verano. Y durante todo el año tienes también el mercadillo artesano de Sant Joan, con mucho encanto. Se celebra cada domingo, llenando las calles del pequeño pueblo de color, siempre con música en directo.